viernes, 19 de marzo de 2010

Hoy es un día...

Hay gente y gente que no. Gente que comparte y gente que se guarda hasta la última moneda. Gente que disfruta los sentimientos, gente que pareciera que no tiene. Están las personas que saben dar consejos y las que ni siquiera aceptan los de los demás. Las que saben por un lado y las jefas por el otro.

Hoy es un día muy especial para una de esas personas que están en extinción. Esas que saben qué decir en el momento justo, que disfrutan la felicidad de los demás más que la propia, que no tienen vicios ni disfrutan los excesos. Que nunca necesitó alardear más de lo que es porque tiene la humildad de María Teresa. Una persona que es completamente feliz consigo misma y realmente sabe vivir y aprovechar todo lo que la vida le dio.

Realmente no encuentro palabras para describir lo que es capaz de hacer. Irradia felicidad, tiene una paz interior increíble. No sabe enojarse ni sentir rencor. No sabe lo que es el orgullo, solo conoce el perdón. Es la mejor del mundo, no hay dudas sobre eso.


Hay situaciones en la vida que por un motivo u otro, te cruzan con determinadas personas. El grupo de pares, amistades ocasionales, compañeros de estudio/laburo. Otras simplemente caen del cielo: la familia, el amor de tu vida.

Sé que es realmente envidiable que tenga la posibilidad de tener tan cerca alguien así y no por un motivo ocacional, sino por lo único que realmente vale en el mundo que es el amor. Sé que por más que quieran, por más que se abra la tierra al medio, ella siempre va a estar al lado mío con sus consejos, su contención.

Sé que a pesar de mis cuelgues y mi falta de atención, está orgullosa de mí tanto como lo estoy de ella. No me alcanzaría la vida para agradecerle todo lo que hizo y sigue haciendo por mí.

Hoy es el cumpleaños de la mujer que me trajo al mundo. Ahora que pasó de década, creo que estoy en condiciones de decir que tengo una vieja que siempre pero siempre me bancó en todas.

Ojalá todos tuvieran una mamá así. El mundo sería muy distinto.

3 comentarios:

flow dijo...

felicidades a ella por su día.
felicidades a vos por reconocer todo eso en ella.
felicidades por la vida misma.

Uno de por ahí dijo...

Felicidades a mí por tener una madre así y ya que estamos, por haberte conocido morocha!

Gracias por comentar!

flow dijo...

saluttttttttttttttttt!
un placer leer.